Deportes

Histórica “sentada” de San Jorge

"No queríamos jugar el partido porque era algo muy evidente. Teníamos 90 minutos para llegar a la gloria y el árbitro la cagó en 45 minutos", justificó el capitán de San Jorge de Tucumán, tras la insólita decisión de los jugadores de no seguir el segundo tiempo en el partido por el ascenso al Nacional B

“No queríamos jugar el partido porque era algo muy evidente. Teníamos 90 minutos para llegar a la gloria y el árbitro la cagó en 45 minutos”, justificó el capitán de San Jorge de Tucumán, tras la insólita decisión de los jugadores de no seguir el segundo tiempo en el partido por el ascenso al Nacional B. “No queríamos jugarlo porque lo del árbitro era muy evidente”, lo dijo el capitán de San Jorge de Tucumán, Alejandro Pérez, tras el polémico partido en Mar del Plata frente a Alvarado, por el ascenso al Nacional B. Los jugadores de San Jorge decidieron sentarse en el césped y luego se retiraron de la cancha en protesta con la actuación del árbitro Adrián Franklin, lo cual generó disconformidad entre la hinchada y sorpresa entre los jugadores del conjunto local. “Teníamos 7 amonestados, dos expulsados, cobraban falta a cada rato y no nos dejaban hacer nada”, sostuvo. “La verdad es que yo el partido ya no lo quería jugar, en lo personal no quería porque era algo muy evidente. Estábamos con mucha bronca y después en el vestuario entre todos decidimos parar porque sabíamos que lo que sucedía no era lo correcto”. Pérez landó que “cuando salimos, hicimos lo que hicimos porque la verdad es que teníamos mucha bronca; teníamos 90 minutos para llegar a la gloria y él la cagó en 45 minutos”. Sostuvo que no era la primera vez que Franklin había dirigido un partido y en una de las oportunidades, “no cobró varios penales”. La actuación arbitral, “fue bochornoso y lamentable para el fútbol”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close