DestacadasPolitica

El Frente de Todos con una clara ventaja

43,7% para Fernández-Fernández y 32,3 para Macri-Pichetto, una diferencia para ganar en primera vuelta.

El Frente de Todos (Alberto Fernández-Cristina Fernández) aventaja por 11,5 puntos a Juntos por el Cambio (Mauricio Macri-Miguel Angel Pichetto) cuando faltan 50 días para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PA SO): 43,7% a 32,3%. El dato evidenciaría fuertes posibilidades de que la alianza opositora se imponga en primera vuelta, pero sucede que la próxima estación no es la primera presidencial sino las PASO y habrá que ver cómo se desarrollan las cosas después. En el último mes se advierte tanto un crecimiento del oficialismo como de la oposición encarnada en el Frente de Todos y, al menos por ahora, las pérdidas las sufre la tercera alternativa. Eso es lo que ubica a Consenso Federal (Roberto Lavagna–Juan Manuel Urtubey) a considerable distancia de los dos polos, cuando todavía hay, además, un nueve por ciento de indecisos. Un punto de relevancia es que hoy sólo un 47 por ciento dice que nunca votaría a Fernández-Fernández, mientras que casi un 52 por ciento afirma que nunca votaría a Macri-Pichetto. El techo perjudica hoy más al oficialismo que a la oposición. Las conclusiones surgen de la encuesta mensual que realiza, de forma exclusiva para PáginaI12, el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que lidera Roberto Bacman. En total se entrevistaron 1500 ciudadanos de todo el país, respetando las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social. Las entrevistas fueron telefónicas.
En la encuesta del CEOP, el Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad (Nicolás Del Caño-Romina Del Pla) aparece con algo más del dos por ciento. La lógica es que crezca, porque el FIT consiguió en 2015 el 3,3 por ciento y esta vez la alianza es mayor y aumentó la conflictividad.
Si los números de la encuesta de Bacman se trasladaran directamente a la primera vuelta del 27 de octubre, el Frente de Todos conseguiría la presidencia reuniendo los dos requisitos previstos por la Constitución: más del 40 por ciento de los votos y más de 10 puntos de diferencia con el segundo. Pero, además, resta asignar los indecisos, lo que también le permitiría a la coalición opositora llegar al 45 por ciento, número que alcanzaría igualmente para imponerse en primera vuelta.
Bacman lo sintetiza así: “la consolidación del voto opositor y la tendencia a la polarización que se detecta en la actualidad, le abren al Frente de Todos una significativa oportunidad de ganar en primera vuelta. Por lo visto en la intención de voto de esta encuesta, lejos no está. Pero queda un largo trecho por recorrer”.

 

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Close