Nacionales

Bullrich, Carrió y Olivetto operaban para Leonardo Fariña

La ex abogada de Leonardo Fariña, Giselle Robles, terminó de declarar en la madrugada del martes mencionando a los dos operadores de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que, según el propio Leonardo Fariña, guionaron su falsa declaración de arrepentido

La ex abogada de Leonardo Fariña, Giselle Robles, terminó de declarar en la madrugada del martes mencionando a los dos operadores de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que, según el propio Leonardo Fariña, guionaron su falsa declaración de arrepentido. Pero Robles no paró ahí. También quedó identificada la abogada cuyo apellido empieza con la letra G y que fue la persona contratada por la AFI para entrenar a Fariña de cara a su declaración. En el anochecer del lunes, Robles también le aportó al juez Alejo Ramos Padilla una serie de chats en los que quedó claro que la ministra Patricia Bullrich y la diputada Elisa Carrió auspiciaban la excarcelación de Fariña, al punto que le transmitieron por mensaje a la abogada que, ante cualquier dificultad, hablara con la diputada Paula Olivetto, mano derecha de Carrió. Durante la declaración de Robles, el magistrado convocó a peritos informáticos que bajaron los chats y los mails que son prueba del armado de la declaración de Fariña que luego se usó en distintas causas contra el kirchnerismo.
Robles llegó a Dolores después que el ex espía Rolo Barreiro contara que la banda que integraba Marcelo D’Alessio hostigaba a la abogada, la seguía incluso cuando estaba con sus hijos, e intentó acceder a su auto al menos dos veces. Todo indica que el plan era plantarle droga en el vehículo y sacarla de la cancha metiéndola presa. Ante esas confesiones de Barreiro, la ex defensora de Fariña se presentó en Dolores con un escrito y el lunes completó todos los detalles con una declaración testimonial de casi 12 horas, aunque interrumpida de a ratos por el trabajo de los peritos. La abogada contó que ella nunca vio a los dos operadores de la AFI que dirigieron toda la operación para que Fariña hablara de la obra pública de Santa Cruz, un tema sobre el que Fariña no tenía la menor idea.

Mostrar más

Artículos relacionados

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close