Locales

Cuatro de cada diez menores de 18 es pobre en el NEA

Según datos del Indec, cuatro de cada diez menores de 18 en el NEA es pobre, es decir, más de 157 mil chicos. La incidencia es superior entre los adolescentes de 12 a 17 años. El porcentaje de la región es la segunda más alta del país. Niños, niñas y adolescentes es el grupo etario más afectado por la pobreza. En el NEA alcanza al 42,7 por ciento de los chicos, es decir, a más de 157 mil, quienes no alcanzan a cubrir condiciones mínimas de subsistencia como la canasta básica. El Nordeste es el segundo porcentaje más alto del país, luego de la región Pampeana donde el 43,3 por ciento de los niños, niñas y adolescentes no cubren la canasta básica. Esto afecta a más de 667 mil chicos menores de 17 años. En términos absolutos, el Gran Buenos Aires es la región con mayor cantidad de chicos bajo la línea de pobreza. Allí se contabilizan más de 1,7 millón. En proporción, representa el 42,4 por ciento de los menores de 17 años en dicha área geográfica. En el Noroeste el 40,8 por ciento de los niños, niñas y adolescentes son pobres. En Cuyo, el 38 por ciento; y en la Patagonia, el 27,3 por ciento, según el informe mensual de Febrero, recientemente publicado por el Indec. La media nacional es del 41,6 por ciento, por lo que el Nordeste argentino, se encuentra por encima de este indicador. En su discurso de apertura del período ordinario de sesiones, el presidente Mauricio Macri había anticipado parte de este diagnóstico, en el cual se marca que la pobreza afecta principalmente a los niños y niñas. Además, mencionó ello, sin tener en cuenta una medición multidimensional de los indicadores de pobreza. En ese marco, anunció que elevará un 46 por ciento la Asignación Universal por Hijo, que en Argentina son aproximadamente 4 millones los beneficiarios. Según un último trabajo publicado por Unicef Argentina, en el país, el 48 por ciento de los niños, niñas y adolescentes padecen algún tipo de privación desde una perspectiva multidimensional, es decir, sin medir exclusivamente los ingresos familiares. En el NEA, según el informe de Unicef, el 37,9 por ciento de las niñas, niños y adolescentes sufre de pobreza no monetaria. Esto significa, algún tipo de privación, sea de vivienda, educación, sanitaria, medioambiental, entre otros. Además, en el 21,5 por ciento el caso es extremo.

Datos del Indec y Unicef

Los datos, tanto de Indec como de Unicef, se corresponden con el primer semestre de 2018. En el caso del organismo nacional, utiliza una metodología de cálculo que data de 1992. El documento de la organización internacional señala que “existen fuertes desigualdades que se encuentran al interior de subgrupos específicos de población. Tener en cuenta estas brechas es central para formular políticas públicas, ya que permite identificar poblaciones en situación de vulnerabilidad”. En este sentido, señala que los hogares con mayor situación de pobreza son los monoparentales. De acuerdo con esta medición, en el primer semestre de 2018, la pobreza que trepó a un 27,3 por ciento, alcanzó los niveles de igual período, pero de 2017, cuando se registró que el 28,4 por ciento de la población argentina es pobre. Lo cual representa un aumento, en relación con el segundo semestre de ese año, cuando se contabilizaba en un 25,7 por ciento. Otra cifra preocupante es la cantidad de chicos bajo la línea de indigencia. En el Nordeste más de 26 mil no alcanzan a cubrir la canasta alimentaria, lo cual representa al 7,1 por ciento del total de niños, niñas y adolescentes de la región. Dentro de este grupo etario, en el Nordeste afecta principalmente a los chicos de 6 a 11 años. De acuerdo con la medición del Indec, el 7,6 por ciento de estos niños son indigentes en el NEA.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close