Educación

Enviar a los chicos a estudiar costará entre 7.000 y 10.000 pesos

Este año cuesta un 40 por ciento más que el año pasado la compra de útiles escolares. Mandar a un chico a la escuela primaria cuesta entre 7 mil y 10 mil pesos. Los tutores deben hacer frente a la compra de uniformes, mochilas, zapatos y más. Se suma el transporte. La canasta tuvo una suba del 40%. Enviar a los chicos a estudiar se encarece aún más para quienes recurren a las combis. Así, empezar las clases costará entre 6.000 y 10.000 pesos (sin contar la cuota) por chico. En los locales del centro se registra un importante movimiento, aunque la mayor demanda -estiman- se dará esta semana, tras el pago del sueldo a la administración pública. A la hora de armar la canasta, la mochila es lo más caro. Se consiguen desde $1.500 y hasta un poco más de $3.000, las de 18 pulgadas con carro. El precio varía de acuerdo a la marca, los materiales con los que están confeccionadas y los “motivos” utilizados. Junto con la mochila, los zapatos constituyen otro de los productos más caros. Los útiles pueden llevarse en el bolso del año pasado, pero difícilmente el niño y la niña puedan utilizar el par usado en 2018, debido a que los pies le crecen al menos un talle por año. Así, los zapatos entre los talle 31 al 35 -para alumnos de los primeros grados-, de buena calidad, se consiguen desde $1.300 hasta $1.990. En tanto las zapatillas de primeras y segundas marcas se consiguen desde $900 a $2.500. Hay otras ofertas más económicas que rondan los 500 pesos, pero sin tanta durabilidad. Los delantales blancos unisex (con botones adelante) se consiguen desde $309,99 el talle 9 y el precio sube de a $20 por talle. En tanto, los guardapolvos con tablas para mujeres están desde $379 y tiene la misma suba que el anterior. El precio de los uniformes depende del establecimiento escolar. El básico ronda los mil pesos, pero habrá que sumar el equipo de Educación Física y el de invierno, por lo que asciende a 2.500 pesos. Las medias 3/4, tanto blancas para Educación Física, como verdes, azules y bordó para el uniforme diario, se consiguen desde 50 pesos. La canasta arranca desde los 1.300 pesos y hasta los $3.000, dependiendo de la cantidad y la calidad de los productos. El cuaderno Rivadavia de 200 hojas se vende a 400 pesos, mientras que los de 98 y 50 hojas cuestan $310 y $195 respectivamente. Los lápices de colores de primeras marcas se encuentran a 160 pesos y las fibras rondan los $100. Las cartucheras se consiguen desde 80 pesos las más pequeñas hasta $800, las canoplas con motivos de Disney. Las reglas se consiguen desde $15, al igual que los borradores. En las librerías el movimiento ya comenzó. Los manuales llegaron con una suba de 150 pesos con respecto al año pasado y arrancan en los $ 600. “Hay buenas ventas, los padres ya están llevando los libros, tanto manuales como los de actividad, también los de Inglés, a tal punto que ya nos está quedando poco stock. La mayoría paga con tarjeta y aprovecha los días que hay descuentos”, comentó la encargada de una librería del centro. Desde el 6 de marzo comenzará a estar vigente el beneficio de los pasajes gratuitos en el transporte urbano de pasajeros a través de la Sube estudiantil. En la ciudad hay 20.700 alumnos primarios y secundarios que poseen la tarjeta. Sin embargo, el beneficio no alcanza a quienes asisten a los colegios privados. Éstos, tienen que contemplar $760 del boleto por mes, y quienes opten por el transporte privado, $2.200 por ahora, ya que habría otra suba antes del receso de invierno. “Terminando 2018 quedamos atrás de la inflación, con un aumento del 20%, pero no podemos subir más porque nos quedamos sin clientes”, señaló el referente del sector, Cristian Soto. “Nos vemos apretados por el tema de la suba del combustible, que es el gasto diario que tenemos. Este año no vamos a esperar a julio para tocar las tarifas”, agregó. Por su parte, la directora de Transporte Urbano y Pasajeros, Verónica Pérez Yacuzzi, informó que se implementará una plataforma autogestionable para tramitar el beneficio. “El trámite se habilitará previamente, y será diferente al del año pasado, para hacerlo más fácil y ágil. La metodología la anunciaremos la semana próxima (por esta que comienza). Esperamos que al menos el 50% de los chicos no tengan que asistir a ninguno de los puntos de trámite para renovar el beneficio”, adelantó Pérez Yacuzzi.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close