Paso de los Libres

Fresneda juez y el abrazo del amigo

Gustavo del Corazón de Jesús Fresneda, el amigo entrañable de Horacio Ricardo Colombi juró ayer como nuevo juez Federal de Paso de los Libres. Y Colombi estuvo presente para darle un fuerte abrazo y un aprendizaje rutilante a sus detractores: la cosa nostra política en la provincia, teje en cualquier terreno.
No hay dudas que el poder del mercedeño, va mucho más allá de las fronteras de Corrientes, aunque esta bala dorada la tuvo que reventar en la hoy cuestionada conducta del senador nacional justicialista, Carlos Mauricio Espínola, hombre clave y determinante en la aprobación del pliego de Fresneda en la Cámara Alta del Congreso Argentino. Camau acordó con su máximo contrincante electoral. Algunos aseguran por miedo a un carpetazo judicial, otros creen que el acuerdo cerrado con Gustavo Valdés como operador, también talla lo económico, pero todas son versiones a confirmar con el tiempo. Espínola soporta pedidos de expulsión del PJ por el apoyo dado al otrora secretario penal del imputado juez Carlos Soto Dávila. Solicitudes que al ex medallista olímpico le tienen sin cuidado. Sabe que el peronismo local es una comparsa que solo baila en épocas de carnaval. Y terminada la fiesta de Momo, todos vuelve a su cauce natural: nunca ocurre nada.
Fresneda de 60 años ya es Juez, a pesar de su desgastada figura por denuncias de corrupción sin condenas, desde ayer ya administra justicia, aunque nadie lo entienda. Desde la Fundación La Alameda, ligada al papa Francisco, se rechazó con ímpetu en su momento la designación de Fresneda como juez federal por estar sospechado de beneficiar a mafias dedicadas a la Trata de Personas y al Narcotráfico, pero su reclamo, como la de una embajada de legisladores del PJ que viajó a Buenos Aires con igual solicitud, quedaron en aguas de borraja. Ni las escuchas telefónicas que mostraban vinculaciones de Fresneda con Ricardo Colombi con operaciones en el Senado de la Nación del servicio de inteligencia de Gendarmería, José María Viero, (involucrado en el narcotráfico), sirvieron de nada. No fueron importantes como la prisión y exoneración de Viero de la fuerza. Absolutamente nada sirvió.

FRASE PERONISTA

Ayer contento y feliz muy suelto de cuerpo, Gustavo Fresneda a quien lo vincularon al Opus Dei en su momento, aseveró sobre las críticas a su designación que “la verdad es la realidad” (frase casi peronista).
El pliego de Fresneda había sido tratado el pasado 13 de diciembre en sesión extraordinaria del Senado de la Nación. Fue aprobado con 46 votos a favor, entre ellos de un ferviente Camau Espínola quien hasta defendió su pliego en el recinto, 15 en contra y 1 abstención, sin tenerse en cuenta las reiteradas oportunidades en que fue impugnado.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close