Locales

“A mi defendido le soltaron la mano”

El abogado Gonzalo Díaz Cantón, defensor del renunciado Juez Federal Carlos Soto Dávila, aseveró que “van a tener que pedirle disculpas”, al ex magistrado que actualmente “tiene prisión preventiva y está con arresto domiciliario”. “Está destruido. Yo le dije que no renuncie, pero tiene toda la presión política en contra”, sostuvo Díaz Cantón. “El cargo de mi defendido es muy apetecible para todo el poder político. A mi defendido le soltaron la mano”, agregó el letrado en una definición poco entendible y vincula directamente a la falta de independencia del otrora juez.
“A Soto Dávila le soltaron la mano o pidieron su cargo. Eso me dijeron a mí: que al cargo lo quiere otro, así de simple. Soto Dávila pudo haber pecado de confiado pero no se ensuciaba las manos, quienes tienen experiencia lo ven clarísimo”, dijo Díaz Cantón, en declaraciones a La Dos para aseverar que “son referentes de sectores políticos los que me dijeron eso. En el Consejo de la Magistratura ya estaba “todo cocinado”.
“No quiero cometer la irresponsabilidad de acusar al Gobierno Nacional porque no me consta, pero vaya a saber a cambio de qué o en qué contubernio querían el cargo”, sostuvo el abogado.
Sobre si la arremetida contra Soto Dávila es parte de la interna judicial o política, Díaz Cantón adujo que “es lo que no sabemos porque la política pide favores a la justicia, y yo le pregunté al doctor varias veces y me dijo no sé por dónde viene el tiro, él tenía ocho secretarías, un juzgado con mucha ligitiosidad”.

El dorado de Faraone

“Una persona fue hasta su casa a intentar entregarle algo y el doctor Soto Dávila lo echó, fue el ex intendente Faraone”, detalló el abogado defensor.
Sobre si existen pruebas de que la causa esta armada, Cantón puntualizó que “lo que está investigando Torres (Juez) son pruebas dirigidas y pretensiones, un llamado de Faraone, le manifestó que le iba a llevar un dorado a su casa y se interpretó que era plata. Creo que le pidió por Marín o por la mujer de Morenita Marín, pero ninguno de los dos nunca salió en libertad”, relató.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close