Locales

Valdés recorrió zonas afectadas por las inundaciones

El gobernador Gustavo Valdés, retomó ayer sus actividades con una reunión del Comité de Crisis en Casa de Gobierno para evaluar la situación de las localidades y parajes afectados por las inundaciones. Luego sobrevoló y recorrió zonas anegadas y se entrevistó con intendentes para coordinar la asistencia provincial. El mandatario encabezó el Comité de Crisis en el Salón Azul de Casa de Gobierno. Allí monitorearon el estado de situación de la provincia, junto al vicegobernador, Gustavo Canteros, como así con funcionarios de primera y segunda línea. Estuvieron el ministro de Obras y Servicios Públicos, Bernardo Rodríguez; su par de Educación, Susana Benítez; también el titular de Defensa Civil, Eulogio Márquez, entre otros. El jefe del Estado provincial garantizó la continuidad de la asistencia a los centros de evacuación, como así también el traslado de las familias afectadas a dichos espacios. Según informó el Gobernador, en la mañana de ayer se registraron en la provincia más de 700 evacuados. No obstante, se calcula que el número sería mayor entre evacuados y autoevacuados. Estos superarían los mil, de acuerdo con información proporcionada por los Municipios a El Litoral (Ver Interior). Paso de los Libres, Goya, Paso Tala, Perugorría, El Sombrero, Empedrado son otras de las localidades y parajes que presentan una situación crítica (ver páginas 20 y 21). “Hay muchas localidades que están sufriendo esta descomunal lluvia. Estamos en situación de alerta y nos reuniremos con el Comité de Crisis una vez por día a las 9 para tener una evaluación completa de cada uno de los equipos”, dijo ayer el mandatario a la prensa. “Hay lugares aislados donde vamos a asistir con la provincia, los municipios y el Ejército Argentino”, indicó Valdés. La asistencia consiste en brindar comida caliente, agua potable, colchones, frazadas, medicamentos y controles sanitarios en los centros de evacuados y entre los vecinos afectados. También se está controlando el estado de la red eléctrica que “ha resistido los fuertes vientos”, indicó el Gobernador. Además, se monitorean los caminos. Algunas vías nacionales han sido cortadas por prevención, como la 123 y un tramo de la 12. Hay 15 caminos enripiados cuya evaluación es permanente hasta que baje el agua, según informó el mandatario. El subsecretario de Protección Civil de la Nación, Daniel Russo, confirmó que se mantuvo la asistencia a Corrientes. Valdés, por su parte, indicó que tomó contacto con el presidente de la Nación, Mauricio Macri, por la situación de las localidades en emergencia. “Hemos tenido comunicación telefónica”, indicó el mandatario. El Gobernador señaló como diagnóstico que por el momento los ríos Uruguay y Paraná no tienen una altura que podría considerarse preocupante. Los principales problemas serían las caudalosas precipitaciones y los desbordes de lagunas y ríos internos. “Esperemos que la lluvia nos dé un poco de respiro. El jueves tendríamos la situación más clara”, indicó Valdés. En Capital la Provincia trabajó con el intendente Eduardo Tassano, a través de la Dirección de Vialidad Urbana. Valdés, además, anunció que se prevén obras por más de 1.500 millones de pesos destinadas a infraestructura. En cuanto a las pérdidas en el sector productivo, aún no han sido calculadas. Se prevé un relevamiento a través del Ministerio de la Producción de Corrientes.

Interior

Valdés, además, se movilizó por el interior. Visitó algunas de las localidades más afectadas por las inundaciones y se reunió con intendentes. El Gobernador estuvo en Empedrado donde se entrevistó con el jefe comunal José Cheme y su par de El Sombrero, Raúl González. “Junto al Gobierno provincial, su Comité de Crisis y las diferentes áreas municipales llevaremos alimentos, medicamentos, colchones y agua potable, entre otros, para que puedan subsistir hasta que las condiciones meteorológicas mejoren”, indicó el intendente. El titular del Ejecutivo provincial también sobrevoló las zonas afectadas en Perugorría. Después descendió en vehículo, junto con el intendente Juan Ramón Castellanos. Fueron hasta Paso Tala, uno de los puntos críticos. Valdés, además, estuvo en San Roque, una de las localidades más afectadas por la cantidad de evacuados. Allí, junto al intendente Raúl Hadad, visitó a vecinos que se encontraban en los centros que alojan a los damnificados. Estos funcionan en el tinglado de la Asociación Vecinal de Saneamiento Ambiental (Avesa) y en el albergue municipal. En total, son 26 familias las que están siendo asistidas en dichos lugares, según informó el Gobierno provincial.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close