Internacionales

EE.UU, Argentina y 14 países respaldan a Guaidó

Estados Unidos, Argentina y otros 14 países respaldan en la OEA a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. En una tensa reunión en Washington, la Argentina, Estados Unidos y un grupo de países de la región respaldaron en la OEA a Juan Guaidó como presidente interino en Venezuela, mientras que otras naciones criticaron la decisión como “injerencista” y de apoyo a un golpe de estado de un “dictadorzuelo”. En uno de los salones del edificio de la organización, a pocas cuadras de la Casa Blanca, la representante argentina Paula Bertol presentó una declaración firmada además por Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, Haití, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana en la que expresaron “pleno respaldo al presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó, quien ha asumido como Presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela, en atención a las normas constitucionales y ante la ilegitimidad del régimen de Nicolás Maduro”. Además, los países señalaron: “Lamentamos y condenamos enérgicamente las acciones represivas del régimen de Maduro en contra del pueblo venezolano, así como las acciones que han provocado un colapso económico”. Como estaban seguros de que no tendrían los 24 votos necesarios para lograr una resolución, Argentina y sus aliados impulsaron solo una declaración, que logró 16 apoyos. El 10 de enero la OEA había declarado “ilegítimo” al gobierno de Maduro por 19 votos a favor, 6 en contra, 8 abstenciones y una ausencia. En una sorpresiva aparición en una reunión de embajadores, el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo se hizo presente en el salón Bolívar para presionar a los miembros del organismo y en su discurso llamó a reconocer como presidente interino a Guaidó. El gobierno de Donald Trump respaldó ayer al jefe de la Asamblea Nacional y “ahora llegó la hora de que la OEA como institución haga lo mismo”, dijo Pompeo. “Reitero nuestras amenazas sobre cualquier decisión de los elementos remanentes del régimen de Maduro sobre el uso de la violencia para reprimir una transición política”, advirtió Pompeo. Cuando el canciller estadounidense terminaba de hablar, una mujer vestida de rosa irrumpió con una pancarta delante de los delegados y comenzó a gritar que “un golpe de estado no es una transición democrática”. Se armó un griterío y en medio de pedidos de orden, la manifestante fue sacada del recinto por miembros de seguridad. Resultó ser una activista de Code Pink, una organización de mujeres pacifistas estadounidenses que dijo estar contra una intervención militar y “a favor del pueblo venezolano”. La representante de Venezuela, Asbina Ixchel Marin, tuvo un durísimo discurso y calificó la sesión como “un atropello a la Carta de la OEA” y dijo que “ninguno de los actos” de ésta van tener validez para su gobierno. “Ayer en Venezuela ocurrió un golpe de Estado apoyado por un grupo de países que ahora pretende justificarlo aquí en esta organización”, dijo Marin. Pero fue más allá: “El gobierno de Estados Unidos nombra desde el exterior a un gobierno títere, amenaza con violencia al pueblo venezolano e intenta despojarnos de nuestro sagrado territorio. Nunca en la historia se había atrevido a tanto. Es un gobierno mafioso que trata a nuestro estado como un esclavo”, bramó la venezolana. Y dijo que el grupo de países que presentó la declaración “cree que puede imponer un dictadorzuelo del extranjero a un pueblo soberano”. Marin es la delegada de Maduro en este foro, aunque Venezuela decidió abandonar formalmente el organismo el año pasado. La Asamblea decidió esta semana designar a Gustavo Tarre Briceño como “representante especial” ante la OEA, lo que seguramente abrirá un feroz debate dentro de la organización sobre quién es el verdadero representante de Venezuela ante el organismo. Tarre Briceño no estuvo en la sesión hoy, pero se espera que pronto se presente en público.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close