Locales

Acusado

Por una millonaria retención indebida y administración fraudulenta que alcanza a los 26 millones de pesos, Alfredo Aun, actual interventor de la Dirección Provincial de Energía (DPEC) y ahijado político del cesanteado ministro de Hacienda, José Enrique Vaz Tores, deberá presentarse a indagatoria este miércoles en el Juzgado de Instrucción Nº2. El dinero, que les fuera descontado periódicamente a los empleados de la DPEC, no le sería depositado a la cuenta de la Mutual de Agua y Energía (MUPAYE) de la que son asociados. MUPAYE es prestadora entre otras cosas de servicios de salud. Ahora Aun, deberá explicarle a la justicia, que hizo con los fondos no girados a esa entidad, como los argumentos que “respalden la indebida apropiación”. La DPEC también arrastra deudas varias veces millonarias con el IOSCOR y el IPS, que la ubican como un organismo deficitario.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close