Locales

Una Cultura en beneficios de funcionarios y amigos

No solo es el organismo autárquico con los sueldos más bajos de Corrientes, el que días atrás soportó una auditoría ordenada por la Contaduría General por irregularidades en la rendición de cuentas, sino que el Instituto de Cultura también es observado por concretar favores comerciales a sus propios empleados. La restaurada Casa Martínez, hoy convertida en un museo, cedió parte de su histórica infraestructura a la explotación gastronómica. El dato no sería criticable cuando se quiere buscar semejanzas con los predios en las capitales europeas, sin embargo, cuando el negocio termina en manos de la propia mesa de conducción de la entidad, todo se muestra un tanto desprolijo como reprochable. Aquello que se conoce como un abuso de autoridad o del aprovechamiento del ejercicio de la función pública, en beneficio propio.
Algunos años atrás hubo una versión que parte del entablado de piso deck adquirido para el anfiteatro Cocomarola (zona de Bares) terminó en la casaquinta de un funcionario, utilizado para bordear la piscina del solarium.
Danilo Pirchi, quien se desempeña actualmente como Director de Tesorería del instituto de Cultura, goza además de ese buen trabajo, el de tener el privilegio de explotar (con personas allegadas) el bar-restaurant del museo Arqueológico y Antropológico de Corrientes (ex Casa Martínez) ubicado por calle Quintana, entre La Rioja y Salta (hay incompatibilidad?). El festejo del cumpleaños de una familiar directa de Pirchi, desató también la crítica en otros medios periodísticos, cuando se dispuso de la totalidad del predio para el aniversario infantil. Según datos periodísticos, las urnas que oficiaron de sostén de las guirnaldas de cumpleaños, son piezas arqueológicas milenarias que la provincia tenía en el Gabinete de Investigaciones Antropológicas (hoy Casa Ibera), en la casona de las calles Pellegrini y Entre Ríos.
El dato a develar: hubo un régimen de concesión, previa licitación del espacio destinado a la explotación de un bar, o simplemente se procedió a una adjudicación directa sin concurso previo. Tampoco se sabe si es un alquiler, cesión gratuita, o un canon mensual por el uso. Pirchi es una de las personas más allegadas y de extrema confianza de Gabriel Romero, integra el núcleo íntimo del arquitecto que hoy conduce la Cultura provincial, un peculiar apadrinado de Carlos Vignolo y Sergio Flinta.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close